Bajo presiones, trabaja alcalde de Huamantla por seguridad

Tras la amenaza de linchar a un presunto ladrón, la policía municipal llegó pero no actuó para detenerlo, lo que encendió los ánimos acusando al alcalde, Jorge Sánchez Jasso, de solapador y bueno para nada

Foto: Facebook

Pobladores de Ignacio Zaragoza tuvieron que cerrar la carretera para que el alcalde, Jorge Sánchez Jasso, volteara a ver sus necesidades y comprometerse en tomar acciones en torno a la delincuencia; “están hartos de que nadie haga nada”, dijeron


Bajo presiones, es como aparentemente trabaja el presidente municipal de Huamantla, Jorge Sánchez Jasso, para la seguridad de su demarcación, ya que sólo hasta que un grupo de pobladores cerró la carretera, tomó cartas en el asunto para proponer acciones eficaces.

Habitantes de la comunidad de Ignacio Zaragoza se inconformaron con las autoridades municipales el pasado miércoles debido a que vecinos detuvieron a un presunto ladrón, lo entregaron a las autoridades para que estas hicieran lo propio pero se dieron cuenta que lo liberaron.

Clamando justicia cerraron la carretera que conecta al pueblo y amenazaron con quemar patrullas de la policía municipal si las autoridades locales no daban una respuesta certera.

Los lugareños reclamaron que el detenido había sido sorprendido robando en un establecimiento donde elaboran tortillas, y querían justicia, sumando esta consigna a la petición de seguridad para toda la comuna, ya que los índices de delincuencia se han elevado y el ayuntamiento no actúa para impedirlo.

Tras la amenaza de linchar al señalado, la policía municipal llegó pero no actuó para detenerlo, lo que encendió los ánimos acusando al alcalde, Jorge Sánchez Jasso, de solapador y bueno para nada, amenazando entonces con quemar una patrulla.

Exigieron que el mismo alcalde se presentara y se comprometiera a frenar la inseguridad, o por el contrario no abrirían la carretera y quemarían la patrulla.

Los vecinos una y otra vez repitieron que tal parece que en Huamantla no hay ley, pues los delincuentes hacen lo que quieren y nadie siquiera los detiene y esta vez, cuando lograron poner un alto a uno de ellos, la misma policía lo dejó ir.

Después de un tiempo, y ante la presión social, Jorge Sánchez Jasso acompañado del director de la policía municipal se apersonó en el lugar para intentar el diálogo con la población.

Luego de lanzar consignas e insultos en su contra, el pueblo de Ignacio Zaragoza hizo saber a su presidente municipal que sus estrategias de seguridad han fallado, incluso algunos ni siquiera han sido implementadas como él lo ha anunciado durante sus eventos públicos.

El alcalde huamantleco pudo hablar y expresó el compromiso de apoyarlos, pero compromisos ha hecho muchos, serán las acciones quienes hablen por sus palabras.

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABCesNoticia" Noticias de Tlaxcala