Charros y escaramuzas denuncian: condicionan uso del lienzo charro de Huamantla

Piden cuotas de 500 pesos mensuales por cada miembro de las organizaciones para poder entrenar; las autoridades municipales no los apoyan


Grupos de charros y escaramuzas de Huamantla se muestran inconformes debido a que, personas que se dicen encargados del lienzo charro de ese municipio, han condicionado el uso del espacio para realizar actividades referentes a este deporte.

Al mismo tiempo, se quejaron por la falta de apoyo de parte de las autoridades municipales para el rescate del deporte nacional demandando igualdad, pues hasta la fecha les han impedido el uso del espacio tanto para competencias como para entrenamientos.

Guillermo Quiroz Sánchez y Karla Delgadillo, representantes de las asociaciones de charros y de escaramuzas, dieron a conocer su inconformidad porque ahora les piden cuotas de 500 pesos mensuales tan solo para practicar.

Sobre este punto, Guillermo Quiroz señaló que “siempre hemos tratado de comportarnos debidamente, cordialmente y con respeto y después de las mil vueltas que nos hacen dar para un permiso, no sabemos de qué se trata”.

Ante esta negativa y la falta de atención, tres equipos charros y dos de escaramuzas se han solidarizado para solicitar apoyo a las autoridades huamantlecas; “hay una escaramuza más, capitaneada por Laureana Palafox, quien además es la delegada, y en esa escaramuza participan las dos hijas del presidente Jorge Sánchez Jasso”.

El representante de los charros señaló que “tuvimos que platicar con el presidente estatal de Charros, Asunción Gutiérrez, para que interviniera y envió una carta el dos de febrero. También tiene contacto con una representante del municipio, la licenciada Gabriela Escamilla Pérez”.

Por su parte, la representante de las escaramuzas, Karla Angélica Delgadillo, sostuvo que con las trabas han tenido muchas dificultades, ahora tienen en riesgo la feria de escaramuzas que realizaban en estas fechas.

“Estábamos acostumbradas a realizar una feria de escaramuzas, nos daban fechas próximas al 14, no nos cobraban y lo que se recaudaba era para los premios lo que hacía que tuviéramos un éxito”.

Además de ello, refirió la amazona, “teníamos la costumbre de que en enero hiciéramos la petición para tener respuesta, esta vez a la hora de entregar nuestro oficio nuestra solicitud fue rechazada y se la entregaron a la escaramuza de casa”.

“Cuando entró la mamá de las niñas, Escamilla nos citó a una reunión privada, fue para proponer cobrarnos 500 pesos cada mes y se comprometía a entregarnos el lienzo charro en buen estado, limpio y sobre todo regado, que es para lo que se supone que es el dinero.

Poe último, señaló que “no cumplen con lo prometido, pues se cayó una lámina, los caballos no están acostumbrados, uno de ellos reparó y tiró a una niña que ahora tiene fractura de cadera. Se deslindan de la responsabilidad. Se comprometieron a que las instalaciones estarían en buen estado y no es justo que se ponga en riesgo la integridad de los participantes”.

Información: TlaxcalaTv