Cosecha histórica de medallas y momentos

México gana 136 preseas, la mayor cantidad en unos Juegos Panamericanos; las Paolas siguen haciendo historia: Longoria que suma 9 oros, y Espinosa, que alcanza 15 podios; la titular de Conade, Ana Guevara, se queda corta en estimación; preveía 19 oros, se obtuvieron 37; nuestro paías queda como tercera potencia en la región, arriba de Canada

Cuando las expectativas son pocas y los resultados son por demás positivos, el sabor de la victoria se disfruta más y cobra un valor mayor y más significativo. Lima 2019 representa eso para la delegación mexicana, que, a pesar de llegar a los XVIII Juegos Panamericanos con un pronóstico reservado, logró la máxima cosecha de preseas en todas sus participaciones en la justa continental, con 136: 37 de oro, 36 de plata y 63 de bronce, superando el pronóstico de propios y extraños antes del inicio.

México llegó al último día de competencia con 131 metales y solamente le faltaban tres para asegurar la mayor conquista de preseas en unos Juegos Panamericanos. La meta se cumplió con creces, gracias a las platas obtenidas por Horacio Nava, quien finalizó segundo en los 50 kilómetros de marcha, y a la que se adjudicó el equipo femenil de tiro con arco recurvo, compuesto por Mariana Avitia, Aída Román y Alejandra Valencia; además del bronce que Valencia y Ángel Álvarado se colgaron en arco recurvo mixto. 

El único metal dorado del último día de competencias en la capital de Perú cayó tras el triunfo de Alejandra Valencia sobre la estadounidense Khatuna Lorig en la final individual de arco recurvo, por marcador de 7-3.

La cifra también se incrementó debido a que la Organización Deportiva Panamericana Panam Sports informó, mediante un comunicado, que al puertorriqueño Jean Pérez se le quitó el bronce que había ganado en la prueba de dobles masculinos de boliche, debido a que dio positivo por clortalidona, sustancia que pertenece al grupo S5 de diuréticos y otros agentes enmascarantes. Por ese motivo, dicha presea quedó en manos de los aztecas Arturo Quintero y José Llergo. México sumaba más metales.

Para la posteridad quedará lo conseguido por la raquetbolista Paola Longoria, quien se convirtió en la atleta azteca con más medallas de oro en la historia del evento continental, con nueve, tres de las cuales conquistó en Lima 2019, en las categorías de dobles, por equipos e individual. La originaria de San Luis Potosí se proclamó tricampeona panamericana y rebasó a la clavadista Paola Espinosa, quien se quedó con ocho preseas áureas en Juegos Panamericanos: tres en Río de Janeiro 2007, tres en Guadalajara 2011 y dos en Toronto 2015. En la actual edición, Espinosa Sánchez ganó dos bronces en trampolín de 3 metros sincronizados.

En más actividades de ayer, Alejandra Llaneza se quedó muy cerca de colgarse el bronce, luego de que terminó cuarta en el torneo de golf, al finalizar con una tarjeta de 284 golpes, par de campo. Por su parte, Raúl Cortés culminó en el sitio 12 en la categoría varonil, con un total de 277 golpes, siete bajo par. En ciclismo BMX, Margarita Valenzuela acabó en el quinto peldaño, con 66.33 unidades.

De las cuatro modalidades de ciclismo, ésta fue la única que no dejó medalla para México, después de las seis que cayeron en ciclismo de pista, dos en ruta y otro par en ciclismo de montaña.

Con 36 oros, México se quedó a seis de igualar los que obtuvo en Guadalajara 2011, edición en la que logró 41 platas y 50 bronces. Sin embargo, hace ocho años se ubicó en el cuarto escalón del medallero, detrás de Estados Unidos, Cuba y Brasil, superando a Canadá.

Es la segunda vez en la historia que la delegación nacional finaliza en el tercer puesto del medallero en la competencia continental.

La primera fue en 1955, cuando el evento se realizó por primera vez en México. Aquella vez, los atletas aztecas conquistaron 58 medallas: 17 áureas, 11 argentas y 30 bronces.

La disciplina que más metales otorgó a la delegación azteca fue clavados, con 11: cuatro oros, cuatro platas y tres bronces. Los otros deportes en los que se obtuvieron más preseas fueron atletismo (10), pelota vasca (9), taekwondo y raquetbol (ambos con siete).

En contraparte, voleibol y futbol, ambos en la categoría varonil, además de esgrima, ecuestre y fisicoculturismo, aportaron una presea para México.

A pesar de las dudas que se tenían previo a los Juegos Panamericanos, México demostró con creces que se puede convertir en una potencia y superó los 19 oros que la titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara, había pronosticado.

La próxima edición de los Juegos Panamericanos se llevará a cabo en Santiago de Chile del 20 de octubre al 5 de noviembre de 2023. Será la primera vez que se realicen en el país andino, que en 1962 organizó el Mundial de Futbol.

Lima, Perú, clausura sus JP y cede la batuta a Chile

El chileno Neven Ilic Álvarez, presidente de Panam Sports, clausuró los Juegos Panamericanos Lima 2019 como los más grandes de la historia e hizo la cordial invitación para los de Santiago de Chile 2023.

Ante el presidente de Perú, Martín Vizcarra, Álvarez agradeció al pueblo anfitrión y a todos los participantes en la organización de esta justa continental.

La ceremonia de clausura inició con la entrada de los deportistas al Estadio Nacional de Lima, así como los abanderados de los países representados.

Luego, Carlos Neuhaus, presidente del comité organizador, hizo un sentido reconocimiento a los 19 mil voluntarios que engrandecieron la organización de la justa continental.

Después se dio paso al escenario cultural, artístico, baile, danza y luego hizo su aparición nuevamente Neuhaus, quien felicitó a los atletas participantes, de quienes resaltó su olimpismo, amistad y respeto.

“Esta noche celebramos a Lima, la nueva capital del deporte de América”, manifestó Neuhaus, quien agradeció a todo el pueblo peruano y a sus instituciones para cumplir con la organización de los juegos.

Author: ABC Online

En ABC Online trabajamos todos los días para mantenerte informado con contenidos de tu interés y de calidad, agradecemos tu preferencia y tus recomendaciones.