Denuncia Caballero Yonca actos vandálicos en Ixtenco


El alcalde espera que en próximos días las autoridades proporcionen información sobre el avance de la averiguación
Foto: Cortesía

El alcalde ha tomado precauciones contra posibles grupos disidentes; esperan que hoy y mañana pueda haber protestas por cumplirse un año de la toma del palacio municipal; sólo unos cuantos pretenden ejercer presión nuevamente


El presidente municipal de Ixtenco, Miguel Ángel Caballero Yonca, levantó ante el Ministerio Público de Huamantla, la denuncia correspondiente por los hechos presuntamente vandálicos que hace unos días fueron observados en la fachada del edificio que a la fecha alberga de manera alterna las oficinas del ayuntamiento.

Ayer quedó asentada la carpeta de investigación HUAM2/398/19, en contra de quien  o quienes resulten responsables de los actos del pasado 7 de marzo, cuando por la mañana, trabajadores de aquel lugar encontraron pintas con advertencias y amenazas.

Luego de presentar la denuncia, el alcalde indicó en entrevista que las autoridades, una vez que tuvieron conocimiento, iniciaron con los procedimientos a fin de dar con los responsables de presuntamente delinquir el espacio en el que se brinda la atención a la ciudadanía

Una vez más, Miguel Ángel Caballero refirió que el ayuntamiento que encabeza es y será siempre respetuoso de las maneras de manifestarse de las personas, sin embargó lamentó que ejercer actos vandálicos los sitios públicos sea una de ellas.

El alcalde espera que en próximos días las autoridades proporcionen información sobre el avance de la averiguación, mientras tanto, a un día de que se cumpla un año de que la alcaldía fue tomada por pobladores disidentes, la administración municipal ha tomado algunas previsiones.

Caballero Yonca no descarta la posibilidad de que quienes hasta la fecha mantienen una postura contraria a su gobierno, puedan ejercer acciones que obstaculicen el trabajo de su administración, por eso el personal que labora como parte de su gobierno, se mantendrá pendiente de lo que pueda ocurrir.

La intención no será caer en provocaciones, por el contrario, el ayuntamiento de Ixtenco se mantendrá respetuoso de las formas de expresión, pero si esto ocurre, las instancias encargadas de vigilar el orden tendrán pruebas de quienes participan y cómo buscan, a través de vecinos, desestabilizar al pueblo.

Del mismo modo, desde hace días en Ixtenco se han mostrado signos que pudieran decir que el 14 de marzo, día en que se cumple un año de la toma del palacio municipal,  nuevamente busquen realizar acciones que pudieran incitar a la violencia en contra del munícipe.

En este sentido, la administración municipal se mantendrá firme a sus labores de servir al pueblo pues, de llegar a ocurrir algo, serán los grupos disidentes los que tengan que dar la cara por sus actos y no confundir a la ciudadanía como ocurrió la vez pasada.