En el albergue la Sagrada Familia confía en que se retirarán durmientes de vías

Lo migrantes sólo van de paso y no son delincuentes, son personas que huyen de la desolación y la violencia.

El titular de la casa del migrante “la Sagrada Familia”, Elías Dávila Espinoza, señaló que luego de que Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (SG), diera a conocer que intervendrá para que se retiren los durmientes de las vías del tren, dijo que confía en que así será y que con ello se aminorarán el número de accidentes que se presentan en este punto.  

Destacó que estos barrotes instalados por la empresa ferrosur han generado que docenas de migrantes tengan accidentes, algunos de ellos de gravedad, en otros han perdido la vida, por ello es que está a favor de que se retiren y que el paso por el lugar no sea un paso hacia la muerte.

En este tenor expresó, que han laborado de manera cercana con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), con esta instancia se ha dialogado sobre muros y ya hubo un acercamiento con la empresa Ferrosur para pedir que quite un tanto de esos muros que son un arma mortal para los migrantes.

Luego de que hace un par de semanas Encinas Rodríguez, en entrevista con diferentes medios de comunicación reprobó dicha situación y que de ninguna manera puede establecerse este tipo de obstáculos y aclaró que para ello había platicado con los encargados de la casa del migrante para resolver la situación.

Dávila Espinoza, subrayó que los migrantes que lamentablemente se han visto afectados por estos durmientes en su mayoría han quedado discapacitados, ya que la también llamada bestia les ha cercenado alguna extremidad o en su caso han fallecido, quienes sufren estos accidentes la mayoría prefieren regresar a sus países de origen.

Por lo anterior, apuntó que tras solicitar a la empresa que estos sean retirados de las vías no se quede en un simple petición, toda vez que como ya lo ha referido son un peligro latente para quienes bajan en búsqueda de comida, refugio y un momento de descanso “y recibirlos de esa manera, no es correcto”.

Reconoció que a este tema se ha sumado el sindicado de ferrrocarrileros de Apizaco, por lo cual no duda que con estas peticiones se puedan retirar de manera inmediata.

Finalmente apuntó, “estamos en pláticas y queremos retomar lo que ha pasado con la CNDH para que se quiten una parte de durmientes y evitar riesgos, pues los migrantes no son delincuentes, quienes han cometido delitos son mexicanos que se hacen pasar por centroamericanos”.

Author: Yaneth Ortega Jimenez