Enjuagues financieros

Los diputados integrantes de la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso del estado reparten culpas y justifican la modificación de las cuentas públicas que realizaron a favor de algunos ayuntamientos para calificarles como aprobatorios sus estados financieros del año 2018.

Acusan al Órgano de Fiscalización Superior (OFS) de encontrarle graves irregularidades en la integración de los estados financieros que el órgano dependiente del Poder Legislativo entregó al cierre del mes de mayo pasado a los congresistas de la LXIII Legislatura.

También los congresistas señalaron a los trabajadores del OFS de no tomar en cuenta toda la documentación comprobatoria que presentaron los gobiernos municipales.

Por eso los diputados, según dicen, procedieron a hacer disminuciones en las gravedades administrativas y financieras que presentaban ayuntamientos como: Yauhquemehcan, Texoloc, Xicohtzinco y otras más que superaban el margen de tolerancia permitido del siete por ciento.

Pero con “enjuagues financieros” realizados por la Comisión de Finanzas y Fiscalización presidida por la diputada María del Rayo Netzahuatl Ilhuicatzi y los legisladores vocales José Luis Garrido Cruz, Laura Yamili Flores Lozano, Luz Guadalupe Mata Lara, María Félix Pluma Flores, María Isabel Casas Meneses, Maribel León Cruz, Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, Omar Milton López Avendaño, Patricia Jaramillo García, Víctor Castro López, Víctor Manuel Báez López y Zonia Montiel Candaneda, se beneficiaron a ayuntamientos que hasta contrataron a familiares y pagaron recursos públicos a empresas “fantasmas”.

Ejemplo de ello es el gobierno municipal de Yauhquemehcan que, de acuerdo con los resultados del OFS de la fiscalización de la cuenta pública del año anterior, el ayuntamiento panista realizó compras con precios elevados en refrescos, galletas, dulces, adornos navideños y de fiestas patrias, pagando en los 12 meses de 2018 alrededor de 398 mil  222.17 pesos.

Entre otras irregularidades, se le detectaron pagos por el orden de 610 mil 916.24 pesos en material de papelería que incluyó folders, cajas de lapiceros, plantas florales, bolsas de dedales, gomas y reglas.

Aunado a pagos a empresas fantasmas con dinero público y contrato de familiares, donde el OFS le fijó un pendiente financiero de daño patrimonial por 10 millones 977 mil 223.22 pesos –el 7.3 por ciento de 2018- que ascendió a 150 millones 590 mil 889.48 pesos el total de su presupuesto.

Pero el edil de Yauhquenehcan, con los diputados, redujo alrededor de 500 mil pesos sus observaciones financieras evitando que su cuenta pública fuera reprobada y los legisladores terminaron por avalar su estado financiero del año anterior.

En el caso del municipio de Texoloc, de acuerdo al informe de resultados de la cuenta pública 2018 que emitió inicialmente el OFS, detectó gastos realizados y no justificados, así como irregularidad al incumplimiento de bienes y servicios. Recursos no devengados por 30 mil 176 pesos, entre otras irregularidades más que dieron un total de anomalías administrativas por el orden de 5 millones 133 mil 532.17 pesos de probable daño patrimonial que, según los diputados, representa el 6.4 por ciento del total de su presupuesto por lo que la cuenta pública de Texoloc fue aprobado por 20 votos de los diputados locales.

Los “enjuagues financieros” realizados por el Congreso del estado en municipios, advierten que se trataron de favores políticos y hasta económicos los arreglos administrativos efectuados por parte de los legisladores locales.

Share:

Author: Jaime Xochitototl Cote