Entre empujones, aplazan cambios a facultades de UIF

Mario Delgado reclama cierre de tablero al discutir reserva que frena extinción de dominio por lavado; incluye que implicados tengan derecho de audiencia antes de congelar cuentas

Una reserva para modificar la Ley de Instituciones de Crédito, propuesta por la diputada Lidia García Anaya, de Morena, provocó una serie de cuestionamientos del presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Mario Delgado, en contra de la presidenta de San Lázaro, Laura Rojas, y jaloneos que estuvieron a punto de llegar a los golpes en la tribuna.

Luego de que los diputados aprobaron en lo general por 308 votos a favor, diez abstenciones y 141 en contra, los cambios para que la autoridad respete a plenitud los derechos procesales, con la garantía de audiencia de quienes sean incluidos en la lista de personas bloqueadas, por posibles delitos de financiamiento al terrorismo, operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociados, la bancada de Morena se fragmentó.

García Anaya subió a tribuna para proponer dos adecuaciones a la fracción I del artículo 116 Bis 2, que establece que “previa solicitud del interesado, se le otorgará audiencia para que dentro del plazo de 10 días hábiles sean la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda (SHCP) y la institución de crédito correspondiente las encargadas de notificar a los interesados”.

Precisó que la propuesta busca “que se especifique y que se incluya que la notificación sea por escrito, (con) los fundamentos o causas de su inclusión en la lista de personas bloqueadas para su notificación”, y recordó que a un compañero legislador de su natal Hidalgo, le “congelaron sus cuentas sin avisarle”.

Además, se eliminó el inciso III, que establecía que la dependencia puede promover la extinción de dominio de estos recursos.

Hubo votaciones a mano alzada a favor y en contra, pero ante lo cerrado del ejercicio, se decidió el sistema de votación, primero para determinar si era aceptada a discusión y luego a votación, la cual quedó con 225 votos a favor, de la oposición, y más de 20 legisladores de Morena entre ellos Tatiana Clouthier, Wendy Briceño, Miguel Ángel Chico, Carol Antonio y Rocío Barrera, dos abstenciones de Iván Pérez y Simey Olvera, y 223 en contra de Morena y la mayoría de legisladores del Partido del Trabajo (PT).

A los tres minutos se cerró el tablero de votación, lo que motivó el reclamo de Delgado a Rojas: “para insistir en su inusual comportamiento, que llama mucho la atención. En todas las votaciones se pregunta si faltan diputados por votar y hay diputados que no votaron. Explíqueme, explíqueme su actuación”.

Mientras el líder de Morena hablaba, las bancadas del PAN y PRD comenzaron a corear “¡quiere llorar! ¡quiere llorar!”, el cual cambiaron por “¡lo van a regañar! ¡lo van a regañar!”.

Al tiempo que Delgado subió a la tribuna, varios panistas lo rodearon y comenzaron a empujarlo, así como a los legisladores de su bancada.

Los legisladores regresaron del receso sólo para mostrar que no pudieron lograr un acuerdo, por lo que el tema deberá ser resuelto hoy.

Anuncios

Author: ABC Online

En ABC Online trabajamos todos los días para mantenerte informado con contenidos de tu interés y de calidad, agradecemos tu preferencia y tus recomendaciones.