Grupo pacífico de Ixtenco sigue causando desmanes


Irrumpieron con violencia la comandancia, agredieron físicamente a los policías y les robaron sus armas, utilizaron a personas de la tercera edad para escudarse y no fueran detenidos

El llamado “grupo pacífico” del municipio de Ixtenco sigue dando de qué hablar y cada vez los habitantes de aquel lugar confirman que se trata de unos cuantos ciudadanos que buscan, a través de sus intereses, obtener beneficios políticos que nada tienen que ver con la estabilidad social de la demarcación.

Esta vez quienes se identifican con ese movimiento irrumpieron de manera violenta las instalaciones de la comandancia de la dirección de seguridad pública municipal, ubicada en un costado del edificio que ocupa la alcaldía, para agredir física y verbalmente a los oficiales.

Tras el altercado, los policías no pudieron hacer nada al respecto, ya que los presuntos inconformes se escudaron en personas de la tercera edad, a las que utilizaron para lograr su cometido, pues trascendió que entre el desorden lograron extraer las armas de los oficiales en turno.

La síndico municipal, Lucía Rojas González, no los apoyó, y por eso el alcalde, Miguel Ángel Caballero Yonca envió un comunicado oficial la tarde del domingo en el que expresó que será ella la encargada de realizar las denuncias ante las instancias correspondientes por daño a las cosas, posible robo de armamento y agresión a policías.

Miguel Ángel Caballero también acusa directamente a varios ciudadanos del pueblo otomí como los responsables del incidente, y los nombra en el documento que publicó.

“El Gobierno Municipal que encabeza Miguel Ángel Caballero Yonca, lamenta las acciones que un pequeño grupo de ciudadanos tomó la tarde de este día, cuando Juana Patlani, Bernarda Dimas, Micaela Cristóbal Yonca y Juan Álvarez Pacheco alias Nuevo Laredo, azuzaron a un grupo de personas de la tercera edad para tomar las instalaciones de la comandancia de seguridad pública Municipal”, versa el comunicado.

El alcalde indicó que ya no se permitirán estos actos, pues sólo obstruyen los trabajos para el desarrollo de Ixtenco; “vamos a actuar conforme a derecho, las leyes deben ser repetidas y no violentadas” apuntó.

Derivado de esto, el ayuntamiento anunció que tras los hechos en la comuna, las actividades para la transición de cobros de la pensión del adulto mayor serían suspendidas hasta nuevo aviso. Estas estaban programadas para llevarse a cabo ayer por la mañana.

Autoridades del Municipio indicaron que debido a que el pequeño grupo continúa realizando actos vandálicos en contra de los edificios públicos, o de las autoridades correspondientes, los trabajos han sido pausados, además de afectar a terceros, en este caso los adultos mayores.

Destacaron que aunque hay las garantías de seguridad en la comuna, como medida preventiva los pagos a los abuelos se suspenden a fin de prevenir alguna eventualidad que ponga en riesgo la integridad física de las personas  que asistan.