Interceptan pipas con gas robado, venían de Puebla

En los límites de Tlaxcala con el vecino del sur, corporaciones de seguridad lograron detener el flujo de gas huachicol; Tlaxcala sería el posible punto de venta

Al menos dos pipas que habían cargado gas de por lo menos dos tomas clandestinas ubicadas en territorio poblano, fueron interceptadas por elementos de corporaciones de seguridad estatales y federales, para luego ser aseguradas cuando trataban de ingresar a territorio tlaxcalteca.

Una llamada anónima recibida a través del 911 y luego dirigida a los cuerpos policiales hizo saber que sobre la carretera Tlaltenango-Nativitas, con sentido a la entidad tlaxcalteca, se encontraban dos pipas con capacidad de unos 10 mil litros cada una, que supuestamente habrían cargado gas directamente de los ductos que atraviesan la zona de Puebla.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) atendieron el llamado y ahí dieron cuenta de que se encontraban los vehículos con sentido a Tlaxcala pero aún en territorio poblano.

Miembros del ejército mexicano y de seguridad física de Petróleos Mexicanos (Pemex) también llegaron y tras un rastreo por la zona detectaron dos tomas realizadas de forma ilegal en la tubería de gas que recorre la región; de inmediato acordonaron el lugar para comenzar los trabajos de clausura de las válvulas.

En el lugar solo hallaron los vehículos y las supuestas tomas, los responsables huyeron probablemente al darse cuenta de que las autoridades estaban cerca y ninguno de ellos pudo ser ubicado.

Cerca de las 23:00 horas del martes, los guardianes del orden atendieron el reporte, de inmediato se montó un operativo para tratar de dar con los presuntos responsables, sin embargo luego de varias horas esto no fue posible, por lo que pusieron a disposición de las autoridades tlaxcaltecas las dos pipas.

La zona fue acordonada para que seguridad física de Pemex realizará los trabajos de reparación de la tubería; protección civil de Tlaxcala también arribó al lugar para mantenerse al tanto de cualquier eventualidad.

Las autoridades se retiraron por la madrugada, dejando la zona en orden.

El robo de gas en la zona limítrofe entre Tlaxcala y Puebla se ha hecho común en los últimos meses, luego de que el gobierno federal pusiera un alto al robo de diésel y gasolina, los “huachicoleros migraron su actividad a la comercialización ilegal de gas.

El Estado de Tlaxcala, aunque de manera inconsciente, se ha vuelto parte del mercado y los consumidores se concentran en estaciones de servicio que compran combustible a empresas de dudosa denominación y que luego venden a automovilistas o personas que llegan a los llamados “centros de carburación”, a llenar tanques o cilindros de gas LP.

En carreteras del Estado se han detectado pipas con falsas denominaciones que trasportan gas robado, también se han ubicado bodegas donde almacenan vehículos que roban con la finalidad de utilizarlos para este delito.

Anuncios

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"