Investigan sobornos

La sospecha de favores políticos, de los que se dice que han sacado provecho algunos diputados, han puesto en tela de juicio la revisión de las cuentas públicas 2018 de algunos municipios dentro del Congreso estatal.

Resulta que ayuntamientos de Zacatelco, Texoloc y Xaltocan, por mencionar algunos, durante los 12 meses del año anterior presentaron irregularidades administrativas y financieras, pero están dentro del margen límite del 7 por ciento de observaciones que aprobaron los propios diputados para no reprobar las cuentas públicas.

Es decir, durante las reuniones privadas que los alcaldes sostuvieron con los diputados de la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Poder Legislativo, se sabe que Texoloc y Xaltocan lograron ajustar sus irregularidades financieras para apenas estar en el límite permitido.

Situación que ha levantado sospechas entre los propios diputados, por ello un grupo de legisladores determinó bajar del orden del día los dictámenes de cuentas públicas 2018 de Texoloc y Xaltocan.

Además de que existen sospechas de cómo es que lograron ajustar sus irregularidades en poco tiempo, también hay un conflicto de interés por parte del legislador perredista Miguel Ángel Covarrubias Cervantes porque no se escuso en el análisis de la revisión del estado financiero de Texoloc, ayuntamiento del que su mamá Marivel Cervantes Hernández funge actualmente como alcaldesa.

También existe sospecha de que un diputado fue favorecido por algunos municipios por los millones de pesos que se etiquetaron para la compra de calentadores solares que los municipios del sur de la entidad regalaron a la población y que adquirieron con una empresa que, según dicen los propios diputados, pertenece a un legislador perredista.

Ante estas inconsistencias que pasó por alto la diputada presidenta y los integrantes de la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Poder Legislativo, es que surgieron suspicacias de los manejos de los dineros en los municipios y regresaron nuevamente a revisión las cuentas públicas de Texoloc y Xaltocan.

Con el nuevo análisis, la mayoría de legisladores investigarán posibles casos de sobornos que beneficiaron a legisladores, tanto en la venta de insumos ecológicos a los municipios, como en el ajuste de las solventaciones a las cuentas públicas de los ayuntamientos que durante todo 2018 presentaron graves irregularidades, y que en pocos días lograron solventar la mayoría de sus irregularidades.

Hay sospecha por la mayoría de los congresistas de que todos los insumos que se han regalado en los ayuntamientos, fueron adquiridos a través de una empresa que directamente está ligada a un diputado perredista, quien ha sacado provecho de los recursos públicos asignados a los municipios para programas sociales porque para determinados municipios destinó millonarios montos financieros.

Y que cobró a las comunas con la venta de insumos para la población a través de su empresa, la cual va a ser investigada dentro del Congreso del estado para conocer la relación del legislador y cómo es que a esa compañía se le asignaron los contratos de adquisición.

De entrada se dice que son 5.4 millones de pesos que no comprobó el municipio de Texoloc y que encabeza la alcaldesa perredista, Maribel Cervantes Hernández.

Situación que no descarta que la cuenta pública del municipio de Maribel Cervantes sea modificada para que se cambie de positivo a negativo ante las evidentes irregularidades que los diputados pretendían pasar por alto.

Además de la cuenta pública 2018 que podría ser reprobada, también se encuentra la de Zacatelco porque se le hicieron observaciones por la cantidad de 58.3 millones de pesos que el edil, también perredista, Tomás Orea Albarrán no supo justificar el uso y destino de casi 60 millones de pesos que ejerció durante 2018.

Author: Jaime Xochitototl Cote