Joaquin Phoenix, el Joker de las mil y una vidas

El actor, en la plenitud de su carrera y cada vez más cerca de un Oscar, vive marcado por la muerte de su hermano River por sobredosis

Ha realizado más de 50 películas y optado a tres Oscar. Ha interpretado a todo tipo de hombres, en todas las épocas y para toda clase de directores. Ha tenido varios nombres, muchas caras y diversas vidas, pero la existencia de Joaquin Phoenix ha quedado y quedará marcada por una pérdida. Por algo que le supera a él y que, incluso cuando probablemente opte a un Oscar en febrero de 2020, encabezará sus futuras biografías: la muerte de su hermano mayor, River Phoenix, en 1993, cuando tenía 23 años y él, 19. Pero Joaquin Phoenix está haciendo todo lo posible para ser él mismo el que genere los titulares, y guarda un as en la manga. La carta del Joker.

El papel del gran enemigo de Batman puede abrirle a Phoenix las puertas de la gloria. Su interpretación en la cinta Joker —estrenada el viernes 4 en las salas españolas— le ha regalado aplausos y ovaciones en el pasado Festival de Cine de Venecia, donde se llevó el León de Oro a la mejor película. Su imagen, a menudo asociada a un tipo oscuro, atormentado, del que apenas se conoce nada, ese que perdió más de 23 kilos para meterse en el papel y recuperó 11 después, salió reforzada de un festival donde se mostró de lo más sonriente, elegante y hollywoodiense y en el que paseó en motora junto a su novia desde hace tres años, la también actriz Rooney Mara. 

Su vida está ligada a la interpretación por todas partes. Empezó en el mundillo a principios de los ochenta, cuando no había cumplido ni siquiera 10 años, en series de televisión. Pero entonces Joaquin Rafael Phoenix era Leaf, las últimas cuatro letras de su segundo nombre al revés. Una palabra que significa hoja y que casa más con los de sus hermanos, que se llaman Verano, Lluvia o Libertad.

Phoenix nació hace 44 años en Puerto Rico porque sus padres por entonces paraban allí con la secta Children of God, a la que pertenecían. Nacida a finales de los sesenta en California (y disuelta a finales de los setenta), su implicación era tal que llegaron a ser nombrados “arzobispos” de Venezuela y Trinidad. Su educación y la de sus hermanos estuvo basada en la libertad y el respeto, y de hecho es vegano desde los tres años y hoy, asegura, sigue comiendo muy sano. “Pero podría comerme una puta bolsa de patatas fritas”, ríe en el número estadounidense de noviembre de Vanity Fair, cuya portada protagoniza.

No es el único en su casa que no come carne. Sus perros, Oskar y Soda —a la que rescató de la eutanasia hace 13 años y que es alérgica a la luz solar— también son veganos. Y también lo es su novia y prometida, la actriz Rooney Mara, con quien comparte su vida y su casa en las colinas de Hollywood desde hace tres años. Se conocieron en el rodaje de Her, donde ella interpretaba a su exesposa, empezaron a salir un par de años después y ya eran pareja cuando volvieron a rodar juntos en , con ella como protagonista y él como Jesucristo.

“Es la única chica a la que jamás he buscado por Internet”, desvela en Vanity Fairsobre su actual pareja —antes salió con actrices como Liv Tyler y Anna Paquin o con la DJ Allie Teilz—, asegurando que él creía que ella le ignoraba durante el rodaje hasta que se dio cuenta de que simplemente era tímida y de que, de hecho, también le gustaba. “Éramos solo amigos, amigos por correo electrónico. Nunca había hecho eso. Nunca había buscado a una chica online“.

En estos casi 35 años dedicados al cine, Phoenix ha sido discreto con su vida privada, más después de la muerte de su hermano, pero también ha cultivado amistades… aunque algunas se hayan roto. Es el caso de Casey Affleck. Se convirtió en su cuñado en 2006, cuando se casó con su hermana Summer (de quien se divorció en 2017) pero antes los dos eran amigos de correrías y tienen incluso tatuajes a juego, como un círculo bajo el brazo derecho. Ahora, tras las acusaciones de acoso sexual que salpicaron al actor y director en un rodaje en 2010 y que salieron a la luz hace un par de años, asegura que llevan “tres o cuatro años” sin hablarse.

Joaquin Phoenix en ‘Joker’.

“Te vuelves un poco loco cuando pierdes tanto peso en tan poco tiempo. Afecta a tu mente”, aseguraba en Venecia sobre su preparación para el Joker, un papel para el que costó meses convencerle y que luego él mismo tardó en preparar. Jack Nicholson, Heath Ledger y Jared Leto eran sus referentes, aunque no se basó en ellos para su actuación: estudió a los actores Buster Keaton y Ray Bolger, al espantapájaros de El Mago de Oz y a su intérprete favorito, Robert De Niro, con quien ha podido trabajar en la película pero con quien apenas cruzó palabra en el set de rodaje.

El hombre al que le gusta caminar descalzo por la calle sigue teniendo muy presente a su hermano, el talentoso River. La familia se marchó a Costa Rica tras su muerte, lejos de rumores, de la foto de su cadáver en los tabloides, de las repeticiones constantes de la llamada que Joaquin realizó a los servicios de emergencia para avisar de que su hermano estaba inconsciente tras ingerir un cóctel de varias drogas. “Huimos de todo. Fue horrible, los periódicos… no vimos nada de eso, nos marchamos”. 

Se marcharon, pero regresaron. Y a mediados de los noventa, Joaquin Phoenix también regresó. A la actuación, a las pantallas, a las nominaciones. Dos décadas que han marcado su carrera con papeles de lo más variopintos, pero que nunca han terminado de asociarle a un papel concreto, de darle un hueco fijo en la meca del cine. Hasta ahora, cuando juegue la burlona carta del Joker.

Share:

Author: ABC Online

En ABC Online trabajamos todos los días para mantenerte informado con contenidos de tu interés y de calidad, agradecemos tu preferencia y tus recomendaciones.