Kylie Jenner, la menor de las Kardashian ya es la más grande

La modelo celebra su 22 cumpleaños con una exitosa empresa de cosméticos que ha generado cerca de 540 millones, 142 millones de seguidores en Instagram y un patrimonio de más de 1.000 millones

La menor del clan Kardashian ha demostrado ser con creces la más grande. Un patrimonio neto personal de 1.000 millones de dólares le ha otorgado el título de la multimillonaria más joven de todos los tiempos. Una exitosa empresa de cosméticos le ha proporcionado cerca de 540 millones de euros desde su creación en 2015. Posee, 142 millones de seguidores en Instagram. Es protagonista de un reality show sobre su familia. Y tiene una hija de algo más de un año. Lo que Kylie Jenner ha hecho antes de los 22 años, que cumple este sábado, es difícil de repetir.

Además de pasar por un inmejorable momento profesional al frente de su empresa, Kylie Cosmetics, la pequeña de las hermanas Kardashian se encuentra en un momento personal muy especial. El pasado martes, a pesar de quedar aún varios días para la fecha de su cumpleaños, la joven recibió su primer regalo: millones de pétalos de rosas inundaron su casa. El artífice de tan desmesurado espectáculo fue su pareja, el rapero de 27 años Travis Scott, quien parece compartir las excentricidades de Jenner. Esta, por supuesto, no dudó en compartir la sorpresa con sus 142 millones de seguidores en Instagram. Y esto promete ser solo el principio de una celebración que tiene como escenario Italia.

Los derroches y las fiestas con temáticas sin precedentes no son una novedad para la joven empresaria. El pasado mes de abril fue el turno de Scott, y Jenner regaló a su pareja un Lamborghini por su cumpleaños. Además, no dudó en hacerse un tatuaje para recordar la fecha e, incluso, realizó una petición pública muy personal: tener otro hijo. El 1 de febrero de 2018 nació la primera niña de ambos, a la que llamaron Stormi, y en cuanto a celebraciones, la de su primer cumpleaños parece difícil de superar. Una tarta de cuatro pisos, osos de peluche gigantes y juegos de parques de atracciones fueron los protagonistas de lo que se denominó como StormiWorld, un auténtico parque temático hecho y pensado exclusivamente para la pequeña.

Este ha sido el estilo de vida en el que se ha criado Kylie Jenner, acostumbrada desde los diez años a las cámaras en el exitoso reality show Las Kardashian (Keeping Up with the Kardashians, en su título original). Kylie y su hermana Kendall han formado siempre parte del clan, a pesar de no llevar el apellido que lo caracteriza. Ambas son hijas de Kris, la matriarca, y Caitlyn Jenner, quienes estuvieron casados entre 1991 y 2015, hasta que el entonces Bruce hizo la transición a mujer. Las jóvenes Jenner tienen otros cuatro hermanos mayores, del matrimonio anterior entre Kris y Robert Kardashian: Kourtney, Kim, Khloé y Rob. Desde 2007, la familia ha sido objeto de escrutinio, chismes y, también, de admiración por parte de un inmenso grupo de fieles seguidores. Pero en vez de limitarse al apelativo de hija de.. o hermana de…, la joven ha sabido crearse un nombre por sí misma y no acomodarse en la fama y fortuna de su familia.

De hecho, si hace apenas un año se podía decir sin dudar que Kim Kardashian, de 38 años, era la mayor estrella de la familia, ahora habrá muchos que no estén de acuerdo. Aunque la mujer de Kanye West aún supera en dos millones de seguidores en Instagram a la pequeña de la familia, esta última ha sabido sacar más provecho de la red social, donde exhibe su cuerpo con conjuntos ajustados o casi inexistentes. Por cada foto que publica y que contiene publicidad, según ha informado Hoppers HQ en su lista anual de los mejor pagados, la joven estaría cobrando 1.266.000 dólares (lo que equivale a 1.130.000 euros). La siguiente en la lista es Ariana Grande, quien cobra 996.000 dólares (888.800 euros) por cada foto y, después, Kim Kardashian, quien se embolsa 910.000 dólares (812.000 euros).

“No esperaba nada. No preveía el futuro. Pero [el reconocimiento] sienta realmente bien. Es una buena palmadita en la espalda”, aseguró la joven en una entrevista a la revista Forbes el pasado marzo, tras conocer que había alcanzado el hito de los mil millones de dólares. “Es el poder de las redes sociales. Tener una difusión tan fuerte antes de poder comenzar cualquier cosa”, añadió Jenner, quien se apoya en estas aplicaciones para promocionar su propia marca. Y con estas estrategias, está convencida de que sus negocios “llegarán muy lejos” porque trabaja “muy duro”.

Kylie lanzó en noviembre de 2015 su línea de cosmética. Al principio la empresa consistía, simplemente, en un pack de labiales que vendía en la web por 29 dólares (25 euros). Duraron exactamente un minuto. “Antes de que me diera tiempo a refrescar la página ya se habían agotado”, explicó la joven. En la reventa podían encontrarse hasta por 1.000 dólares. Antes que ella, Kim Kardashian también fue portada de la publicación estadounidense y fundó su propia línea de maquillaje, KKW Beauty. Con todos estos logros en sus primeros 21 años de vida, Kylie Jenner ha sido imparable y ha seguido, y ya superado, una estela muy clara: la de su hermana.

Author: ABC Online

En ABC Online trabajamos todos los días para mantenerte informado con contenidos de tu interés y de calidad, agradecemos tu preferencia y tus recomendaciones.