Mañana será la Noche que Nadie Duerme

Desde la tarde hasta la madrugada el Pueblo Mágico de Huamantla espera recibir a más de 100 mil visitantes, los alfombristas se preparan para lucirse a lo grande

La noche que todos los huamantlecos, tlaxcaltecas y el pueblo católico devoto de la Virgen de la Caridad estaban esperando desde hace meses, será mañana; “La Noche que Nadie Duerme” se celebrará como ya es tradición este 14 de agosto.

Mañana, desde la tarde, más de ocho kilómetros de las calles de la ciudad de Huamantla comenzarán a adornarse con los sorprendentes tapetes elaborados a base de aserrín de colores, flores y otros aditamentos, para que la Virgen Patrona los recorra entrada la madrugada.

Estos tapetes, que ya han alcanzado fama y reconocimiento internacional, forman parte del arte efímero de Huamantla; después del paso de la Virgen sólo quedará un montón de aserrín de colores revueltos, nada que ver con las obras de arte que los alfombristas huamantlecos elaboran con sus manos como señal de culto y veneración.

Más de ocho kilómetros de las calles de la ciudad de Huamantla serán adornadas con los sorprendentes tapetes elaborados a base de aserrín de colores y flores, para que la Virgen Patrona los recorra en la madrugada

La imagen será bajada de su altar, y será llevada en una procesión por las calles hacia otros templos cercanos, el recorrido se hace entre rezos, plegarias y ovaciones a la Santa Patrona, mientras que una valla de niños, niñas y personas pertenecientes a congregaciones religiosas cuidan su paso; la gente pocas veces puede acercarse demasiado.

La ciudad espera recibir a más de 100 mil visitantes que admirarán el arte efímero de los artesanos del Pueblo Mágico, pero también acompañarán a la imagen religiosa durante su recorrido, que comenzará luego de concluir la misa de la medianoche.

Sin importar si el clima es lluvioso, o frío, incluso si hace viento, miles de fieles estarán ahí como desde hace años esperando poder observar a la Virgen que lucirá un atuendo nuevo, ese que las sobrinas de Doña Carito han bordado con hilos de oro sobre tela de seda de la mejor calidad, y en el que también trabajaron decenas de hombres y mujeres que se unieron a esta labor desde mayo.

Sin importar si el clima es lluvioso, o frío, incluso si hace viento, miles de fieles estarán ahí como desde hace años esperando poder observar a la Virgen

Luego de recorrer la ciudad, la Virgen regresará a la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción; desde decenas de metros antes de su llegada la pirotecnia iluminará el cielo, todo será una fiesta en su honor. Las campanas del templo repicarán al máximo mientras en el atrio de la iglesia los mariachis entonarán “Las Mañanitas”.

Las bandas de viento harán lo propio, algunos fieles le lanzarán flores, otros buscarán tocarla para sanar sus enfermedades; la mayoría sólo se conformará con verla pasar para sentirse mejor.

Entrada la madrugada y casi al amanecer, la Virgen de la Caridad regresará al templo de donde salió; así concluye en Huamantla la Noche que Nadie Duerme, para continuar los festejos durante el día, pues el 15 de agosto se celebra la Asunción de la Virgen María, motivo por el que realizan toda esta fiesta tradicional.

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABC Noticias de Tlaxcala"