No es niebla, el aire de Tlaxcala si está sucio


El cambio climático y la falta de lluvias han propiciado que las partículas contaminantes sigan suspendidas en el medio ambiente; los índices son altos pero no son peligrosos aún

Cada año, durante la temporada de sequía, el polvo, el polen de las flores, el humo de los incendios, las emisiones de los automóviles y otros factores contribuyen para que nuestro aire se ensucie, pero los efectos desaparecen normalmente con la llegada de las lluvias

Foto: Miguel Ángel Lara

Eso que desde hace varios días vemos en el cielo de Tlaxcala y que se asemeja a la niebla o al humo de algún incendio, realmente son partículas contaminantes que están suspendidas en el aire que respiramos y que, con el paso de las horas, varía dependiendo de las condiciones climáticas.

 Cada año, durante la temporada de sequía, el polvo, el polen de las flores, el humo de los incendios, las emisiones de los automóviles y otros factores contribuyen para que nuestro aire se ensucie, pero los efectos desaparecen normalmente con la llegada de las lluvias.

En esta ocasión, el periodo de estiaje se ha prolongado contribuyendo a que, junto con el cambio climático que refleja altas temperaturas, las partículas contaminantes queden suspendidas en el aire, acumulándose hasta que, como ya es visible, todo a nuestro alrededor luzca nublado.

El sistema respiratorio humano tiene la capacidad de filtrar el aire, pero existen mecanismos que se encargan de medir la calidad de lo que respiramos para indicar cuándo es bueno y cuándo no es bueno exponerse a esas condiciones; en Tlaxcala los índices de contaminación aún no ponen en riesgo la salud.

El Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (SINAICA), ha reportado que la entidad tlaxcalteca elevó sus niveles de contaminación, pero estos, pese a lo que podemos observar, se han mantenido en un rango medio, es decir, el aire no está limpio pero tampoco existe una situación crítica.

El periodo de estiaje se ha prolongado contribuyendo a que, junto con el cambio climático que refleja altas temperaturas, las partículas contaminantes queden suspendidas en el aire, acumulándose hasta que, como ya es visible, todo a nuestro alrededor luzca nublado

Foto: Miguel Ángel Lara

El lunes, los niveles de contaminación del aire llegaron hasta 95 ICA, que es una medida a través de la cual se sabe que tan contaminado se encuentra el aire y cuáles podrían ser los efectos en la salud. Este índice analiza el nivel de cinco contaminantes: dióxido de azufre, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, ozono y partículas suspendidas.

La Coordinación General de Ecología en Tlaxcala (CGE) corroboró la información y el titular, Efraín Flores Hernández, sostuvo que hasta ayer el nivel era de 110 microgramos de partículas contaminantes por metro cúbico (ug/m3); aunque el rango aceptable es de 75ug/m3, el estado no es alarmante.

Existe otra lectura, y es para partículas muy pequeñas que pueden entrar a nuestro organismo a través de las vías respiratorias, esta registró 98ug/m3, una medida también dentro del rango medio.

Pese a la calidad del aire, Efraín Flores señaló que los índices de gases que afectan a la salud es bajo, por lo que es poco probable que se tenga que declarar una contingencia ambiental.

Explicó que, de acuerdo con los datos arrojados por el Sistema de Medición de la Calidad de Aire (SMCA), instalado en el palacio de gobierno, en la capital, la presencia de monóxido de carbono en el medio ambiente es de 0.88 partes por cada millón de partículas suspendidas.

El nivel de dióxido de nitrógeno es de 0.030 partes por millón, el de dióxido de azufre es de 0.002 partes por millón y el nivel de ozono apenas alcanza las 0.095 partes por millón de partículas.

La CGE emitió un comunicado en el que destacan algunas medidas que se deben tomar en cuenta para evitar riesgos a la salud, ya que, si bien se trata de partículas de materiales pesados, estas podrían provocar infecciones respiratorias

Foto: Miguel Ángel Lara

No obstante, las personas sensibles a los materiales suspendidos en el aire deben tomar ciertas precauciones, evitar realizar actividades al aire libre lo más posible y, sobre todo, usar un cubrebocas.

Ayer por la mañana se registraron nuevamente 95 ICA pero con el paso de las horas el efecto disminuyó hasta que por la tarde noche la lectura del SINAICA registró sólo 56 ICA, entrando a un rango más cercano al idóneo.

La tabla de valores del SINAICA establece que de 0 a 50 ICA la calidad del aire es buena, de 51 a 100 ICA es moderada, de 101 a 150 es dañina para la salud de los grupos sensitivos, de 151 a 200 Ica la calidad del aire es dañina para la salud en general, de 201 a 300 es muy dañina y de 300 ICA o más, es arriesgado incluso respirar.

La CGE emitió un comunicado en el que destacan algunas medidas que se deben tomar en cuenta para evitar riesgos a la salud, ya que, si bien se trata de partículas de materiales pesados, estas podrían provocar infecciones respiratorias, alergias, molestias en nariz, garganta y ojos, entre otros.

La contaminación del aire en Tlaxcala es notoria, es mayor que en años anteriores, pero, hasta ahora, no se trata de una situación crítica que amerite declarar una contingencia ambiental como en otros Estados del país o la Ciudad de México.

Author: Miguel Ángel Lara

foto reportero en Grupo ABC Tlaxcala y reportero de "ABCesNoticia" Noticias de Tlaxcala