Retirar escoltas al Ejecutivo y Judicial, plantea diputada

Dice Netzahuatl que la medida evitará el dispendio de recursos no sólo humanos, sino también otros recursos materiales.

Fue ayer en la octava sesión ordinaria del Congreso Local, donde la diputada de Morena, María del Rayo Netzauatl Ilhuicatzi, propuso retirar escoltas al Ejecutivo y al Judicial, esto debido a que con ello se evita el dispendio de los recursos no sólo humanos, también materiales,

En este tenor, indicó que “el servicio público de escolta, tiene como finalidad proveer la protección” a “la integridad física de los servidores públicos del Poder Ejecutivo y Judicial del Estado, que acrediten encontrarse en situación de riesgo en razón de la naturaleza propia de su encomienda…”

Sin embargo a su perspectiva, esto suena un tanto elitista o bien discriminatorias, porque sólo determinados servidores públicos son beneficiados con la protección de escoltas, con cargo al erario público, sin saber claramente cuantos recursos humanos y que otros recursos materiales se asignan.

Apuntó que la ley en el artículo 51, establece que no sólo el servidor público, titular del gobierno, sino incluso su cónyuge e hijos tendrán derecho a gozar de la protección del servicio público de escolta una vez que haya concluido su encargo, aún sin que lo soliciten, es decir de manera automática.

Netzaualt Ilhuicatzi, apuntó que la sociedad demanda el uso austero, racional y eficiente de los recursos públicos, concatenado con una mayor, mejor y más eficiente seguridad de las personas y de sus bienes, en estricto respeto y protección de los derechos humanos.

Apuntó que resulta viable derogar la norma relativa al servicio público de escolta, e imperativo eficientar el uso y destino del gasto público para la protección de la seguridad de las personas.

Para ello dentro de la exposición de motivos, recordó que caso de “una vedette o actriz del cine de los 70s, quien por ser viuda de un expresidente goza de una jugosa pensión presidencial de $140,000.00 mensuales y de 8 miembros de las fuerzas armadas que le brindan protección, sin tener claro cuántos vehículos u otro tipo de recursos le son asignados, todo esto con cargo al Gasto Público”.

A su perspectiva, lo que busca con esta iniciativa, es que quienes prestan este tipo de servicios de seguridad, puedan brindarlo a la ciudadanía en general, que los elementos asignaos a dichas tareas, regresen a la Comisión Estatal de Seguridad o en su caso al Ejercito Mexicano a prestar el servicio como cualquier efectivo.

Es por todo lo anterior, que busca derogar, el capítulo sexto denominado del servicio público de escolta del título tercero y los artículos 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, y 54 de la Ley de Seguridad Pública para el Estado de Tlaxcala y sus Municipios.


Yaneth Ortega Jiménez