Se desarrolla en la UATx el Diplomado en el laboratorio clínico


Toda vez que las diferentes disciplinas del saber presentan constantes cambios apegados a los sucesos que marca la sociedad, la actualización de los conocimientos cobra una gran importancia, por lo que, en este sentido, la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx), a través de la Coordinación Institucional de Educación Continua de manera conjunta con el laboratorio clínico del Hospital Infantil de la entidad, dio inicio a las actividades del “Diplomado profesional en el laboratorio clínico para el diagnóstico de patologías”. 

En el auditorio anexo a rectoría, el Dr. Felipe Hernández Hernández, en representación del Dr. Luis González Placencia, Rector de la UATx, precisó que, para esta Casa de Estudios, la suma de esfuerzos es vital para el desenvolvimiento de este tipo de acciones, las cuales están enfocadas a proveer de nuevas herramientas a los profesionales de los laboratorios y actualizar sus competencias, para tener un mejor desempeño en sus funciones y recuperar la filosofía de las ciencias médicas, la cual consiste en colocar en el centro de su interés a los seres humanos. 

En su intervención, el Quím. Israel Ojeda Álvarez, Coordinador de la red de laboratorios clínicos del OPD Salud de Tlaxcala, expuso que, el trabajo de este profesionista es fundamental, ya que, con su sapiencia, contribuye en el diagnóstico y mejora de los pacientes, de ahí que la permanente capacitación se convierte en la forma óptima para que adquieran saberes de vanguardia y así enfrentar las exigencias de la medicina en la modernidad. 

Este diplomado se desarrollará en nueve módulos, con ponentes provenientes del Instituto Politécnico Nacional (IPN), de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), del Instituto de Hematopatología de Querétaro y del Hospital Infantil de Tlaxcala.   

Cabe mencionar que, la primera sesión, corrió a cargo del Dr. Benjamín Nogueda Torres, del IPN, con el tema de la parasitología, con un análisis amplio de los estudios a través de los cuales se detectan las alteraciones que presenta la especie humana, las que constituyen la segunda y tercera causa de enfermedad en México.