Tlaxcala ha agotado su capital natural

Un tercio de los ecosistemas mexicanos está en una baja probabilidad de sobrevivir entre ellos el del estado

Durante el Tercer Encuentro Nacional sobre Estrategias de Biodiversidad, se dio a conocer que la entidad tlaxcalteca ha agotado su capital Natural, mismo que lo conforman ecosistema, selva, bosque, manglar, o pastizal, dio a conocer el coordinador nacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), José Sarukhán Kermez.

En este tenor, enfatizó que con dichas investigaciones, se observó quien labora en el tema y quien no, “los dos estados que lo están haciendo mal, uno es la entidad chiquita refiriéndose a Tlaxcala y es que la misma no tiene demasiada diversidad biológica; la otra es Veracruz, que ya no cuenta con lo que solía poseer, no hay bosques es simplemente un conjunto de árboles”.

Enfatizó que por lo referido, un tercio de los ecosistemas mexicanos está en una baja probabilidad de sobrevivir y es que de acuerdo a los resultados que obtuvo, las entidades no sustentables la encabezan Aguascalientes, Chihuahua, Ciudad y Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz.

Señaló que el capital natural de estos 11 estados, tiene un alto nivel de degradación, otros nueve están en riesgo, sólo 12 entidades mantienen condiciones de sustentabilidad, es decir que todavía se pueden generar bienes y servicios ecosistémicos para las futuras generaciones.

Subrayó que es alentador que no se tiene una entidad en ceros; sin embargo hay quienes están muy abajo, “un tercio de las entidades están bien, otra parte queda en medio, y aquellas que están muy mal son otro tercio”.

Detalló que los estados donde aún hay condiciones de sustentabilidad es: Baja California Norte, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Colima, Durango, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas.

Y están en riesgo y alta probabilidad de alcanzar niveles no sustentables Coahuila, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, Sinaloa, Tamaulipas y Yucatán.

Indicó que las especies que empiezan a perderse, debido a esta situación son los depredadores como jaguares, pumas, lobos, ocelotes, ya que son los que requieren áreas más extensas y ecosistemas en buen estado, ya que sus presas son venados cola blanca, venados bura, pecarí de collar, pecarí de labios blancos y tapires y debido a la degradación de sus hábitat estos emigran quedando en indefensión y como consecuencia su muerte.

Finalmente, señaló, que se debe buscar revertir el problema y atender la situación que enfrentan las entidades, ya que aún puede revertir un resultado catastrófico.

Author: Yaneth Ortega Jimenez