Tres personas fallecidas, deja accidente en carreta a Cuapiaxtla

Fueron dos menores de edad, viajaban en un auto compacto y se impactaron contra un tráiler; el exceso de velocidad pudo haber sido la causa


Tres personas, entre ellos dos menores de edad fallecieron la mañana de ayer en un accidente automovilístico en el que se vieron involucrados un auto compacto tipo “Chevy” y un tractocamión, sobre la carretera que conduce al municipio de Cuapiaxtla en el tramo perteneciente a la comunidad de Plan de Ayala.

Los tres fallecidos viajaban a bordo del auto compacto, que portaba placas del Estado de México, uno de ellos incluso quedó prensado entre los fierros y para liberarlo tuvieron que utilizar el llamado “equipo libra”, pues todo parece indicar que se trató de un encontronazo frontal entre los vehículos.

Los reportes señalaron que los hechos ocurrieron alrededor de las 07:00 horas, por lo que al recibir la llamada de alerta, los servicios de emergencia y corporaciones de seguridad se trasladaron de inmediato hacia el punto referido, al llegar encontraron la trágica escena.

Además, en el auto viajaban más personas, las que fueron trasladadas de emergencia hacia un nosocomio; el número de lesionados se desconoce, en tanto la zona fue acordinada en espera de personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado para que realizaran las diligencias de ley.

La carretera se mantuvo cerrada por espacio de algún tiempo, mientras las autoridades encargadas de realizar las primeras indagatorias trabajaron, en tanto una grúa retiró al auto de la zona y posteriormente la unidad de carga para que la circulación fuera nuevamente abierta.

Las personas lesionadas y los fallecidos permanecían hasta ayer en calidad de desconocidos, cabe resaltar que el vehículo en el que se trasladaban era un auto tipo Chevy color azul con placas del Estado de México, en tanto la unidad contra la que impactaron es un tráiler color verde acoplado a una caja seca en color blanco y placas del Servicio Público Federal.

Los ahora extintos fueron trasladados por personal del Servicio Médico Forense, luego de los trabajos de rigor, al anfiteatro en la ciudad capital, en donde se les practicaría la necropsia de ley para luego entregarlos a su familia.